Un gesto que seguro que no sirve de nada

14 de noviembre de 2012. Huelga general.Una España que lo pasa mal por la culpa de casi todos.

Derecho a trabajar y derecho a la huelga se encuentran en las calles de Madrid. Gente que va a trabajar, muchos que no, piquetes que informan con normalidad y escenas como esta.

Estoy seguro que cuando hayas visto el vídeo tendrás una primera reacción, la mía fue de rabia e impotencia. La verdad me hubiera gustado estar ahí y no se cómo hubiera reaccionado. Lo de la mujer me pareció épico, ni una palabra, a esperar a que escampara pero entre los gritos y el negocio. Ella estaba para defenderlo.

Ese día reaccioné en Twitter diciendo que prometido, que iría a comer un día unos montaditos a ese restaurante, creía que era una manera de apoyar esa epicidad, de decir que yo a quien apoyo es a quien hace las cosas así. A quien quiere trabajar y ni siquiera ante insultos se mueve.

Las reacciones en Twitter fueron dispares. En su mayoría de apoyo por lo obvio: quien me sigue en su mayoría sabe como soy y salvo excepciones no pensará radicalmente contrario a mi. Pero también hubo gente que decía que no, que el problema era que la información era sesgada porque el vídeo era de un medio eminentemente derechista, que ella sabía que había cámaras, que lo valiente es pelear y que estar trabajando o mirando es de cobardes, que…

Y por eso escribo hoy este post, por eso voy a comer allí. Nos falta dar ejemplo contrario y decir lo que muchos creemos. Que el esfuerzo no me tiene por qué disgustar y que nadie da duros a pesetas. Que seguro que hay cosas que puedes hacer mejor y que la crisis también es culpa tuya. Algo habrás hecho no del todo bien, aunque sea por omisión.

¿Y cuándo he quedado a comer en el Cien Montaditos de Gran Vía 63? Este martes 20 a las 14:30. Curiosamente la convocatoria empezó con el director de uno de los mayores competidores de coches.com con el que siempre he tenido una magnífica relación. Hoy ya somos unos cuantos.

¿Te vienes? Soy consciente que los que gritaban no representan a la mayoría que ese día no quería trabajar, que este gesto seguro que no sirva para nada pero también que hay que sembrar. Quizá algún día alguno de mis tres hijos lo lea y le guste. A mi con esto me sobra.

10 comentarios en “Un gesto que seguro que no sirve de nada

  1. Me parece increible que en tiempos democráticos aún la gente (y más la gente joven que se ve en este vídeo) no sean tolerantes y respetuosos con las opiniones y decisiones de los demás… Viva la libertad, aunque a algunos se le llena la boca con su libertad hipócrita… “solo puedes ser libre si piensas y actuas como yo”…
    Creo que Voltaire dijo algo parecido a esto:
    “Aunque no comprata tus ideas, lucharé contigo para que puedas defenderlas…”
    NO creo que se puedan expresar mejor el concepto de libertad y convivencia.
    Saludos.

  2. Eres un fenómeno Iñaki y un CRACK pero con todas las letras, enhorabuena y olé por tí y por estas iniciativas que hacen muchísimo más de lo que crees. Un abrazo desde Valladolid!

  3. Todos los pequeños gestos sirven, y de sobra sabemos que muchos pocos hacen un mucho. Escribí para contarle al DG de Restalia (matriz de 100 Montaditos) la iniciativa (vino a uno de nuestros coffee break de Madrid Emprende http://madridemprende.esmadrid.com/noticia/coffee-break-con-carlos-parez-thenorio-dg-del-grupo-restalia-100-montaditos-y-la-surea) y me dijo que esta heroica mujer se llama Alicia y que dirige este local desde agosto junto a su marido. Le invité a venir pero está de viaje. Enhorabuena Iñaki por el post y por la quedada, estos gestos son los que refuerzan los valores que a mi juicio la ciudadanía necesita. Ojalá sea un éxito.

  4. Quizás un día tu hijo lea este post tuyo y se avergüence de tener un padre solidario con una minoría, pero insolidario con la mayoría que no tiene trabajo o lo tiene en condiciones de explotación, de tener un padre esquirol que prefiere que sean otros los que renuncien a su día de sueldo para luchar por unos derechos que, si tiene suerte, podrá disfrutar cuando crezca y busque trabajo. Unos derechos por los que su padre no sólo no luchó, sino todo lo contrario. Espero que te aprovechara la comida. Yo, por solidaridad con la mayoría, no iré nunca a comer a un restaurante de esquiroles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s