Que se levante, coño

Pues si, siempre hablo de lo mismo, de niños, de educación… Pero es que ayer comí con @AngelMaria y tenía a medias este post, y hoy me ha pasado algo que me ha hecho terminarlo.

Cuando subíamos al cole mi hijo se ha dado una buena galleta en la calle. Es normal, con el frío que hace parece un astronauta con su cazadora y encima lleva mochila en la espalda. Que tenga dos años no significa que no vaya llevando el peso de la vida al cole.

Cuando se cae, salvo que se haga brechas o la leche sea de campeonato lo que hago es animarle y decirle que se levante, nada de ir a por él, que como dicen mis cuñados: “la vida es muy dura”. Lo malo es que en la galleta de hoy ha aparecido una abuela que como un basilisco ha ido a recoger al niño al grito de: “pobrecito, con lo pequeño que es”.  Me han dado ganas de decirle: -Que se levante coño, que el padre soy yo y la vida es lo que tiene – Lo malo es que como iba armada con un carrito de niño, supongo en el que llevado al nieto al cole, no me he atrevido, no me fuera a pegar y encima me dijera lo que sus ojos reflejaban, que soy un mal padre.

Y como consecuencia de la galleta y de la abuela voy a dar caña, empiezo, aviso que no seré políticamente correcto.

Afirmación: España es un país con sus carencias porque nadie hace nada por la educación, ni el PP ni el PSOE y se deja todo en manos de partidos periféricos que dan importancia a cosas que al conjunto de españoles no les importa una mierda.

Causas: Nuestros propios dirigentes son papás que como el resto cumplen muchos de estos puntos encadenados:

  • Cada vez trabajamos más.
  • Trabajamos un huevo porque tenemos que ganar dinero para tener una casa por encima de nuestras posibilidades (por supuesto en propiedad), un coche que cuesta varios años nuestro sueldo y cosas no necesarias para ser feliz.
  • Como trabajamos tanto al llegar a casa nuestros hijos están en manos de familiares, colegios o asistentas y delegamos todo la educación en los centros educativos ¡y encima nos enfadamos con ellos!
  • Y como les dedicamos poco tiempo nuestros hijos se convierten en el centro del mundo y todo lo hacen bien. Es muy difícil echarles en cara cosas cuando nos sentimos tan mal porque no les hacemos caso.

¿Os sentís reflejados? Yo no.

Me siento reflejado sólo en que trabajo mucho pero ya os he contado que gracias a mi mujer me puedo dedicar a los niños unos ratos del día. Ella dedica el tiempo que no están en la guardería  (aún está de baja pero en cuanto vuelva a trabajar tiene jornada reducida). Como consecuencia nuestros hijos los atiende casi todo el día su madre y su padre teniendo por supuesto apoyo familiar y de cuidadora.

La pregunta más importante es si queremos que nuestros hijos se conviertan en cabronazos en potencia o queremos hijos educados. Si la respuesta es “educados” no queda otra que dedicar tiempo al niño con lo que hay que bajar de nivel de ingresos o dormir mucho menos. Elige.

Luego no nos quejaremos del Colegio y de la educación porque los niños serán educados antes. No serán tan problemáticos como las bombas de relojería que dejamos en los centros escolares cuando son pequeños. ¿A qué esperas? La educación de tus hijos sólo la puedes llevar tu, con ayuda del colegio por supuesto, y es mejor no tener hijos que tener todo a la vez. Elige, coche último modelo o hijo porque al hijo le jodes la vida si no le dedicas tiempo, al coche no, aunque no puedas pagar la letra del coche.

Sólo así se levantará esta España ruin que sólo se mira su ombligo y saldremos adelante. Que se levante coño, el niño y a largo plazo el país.

PD: Como también quiero ser constructivo adjunto un documento que me pasó un amigo Jesuita (quizá así no lo quieras leer) en el que matrimonios hablan de tres puntos en la relación con sus hijos. ¿Lo afrontas? ¿Coche o niño?. El Tiempo libre, hijos

3 comentarios en “Que se levante, coño

  1. Estoy totalment de acuerdo. No podemos esperar que las escuelas, por buena voluntad que tengan, hagan el trabajo que nos toca a nosotros.

    Creo que toda la actitud emprendedora que tengo la he aprendido con el ejemplo de mis padres, quizás la única forma de transmitir estos valores.

  2. No puedo estar mas de acuerdo, Iñaki!! Ya está bien de sobreproteger a una infancia que seguramente se convertirá en la más tirana de nuestra historia. Eso sí, quiero hacer una puntualización: Tiempo sí, pero de calidad, que es mucho más importante que la cantidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s