Las Clarisas de Lerma, de nuevo de periodistas

Reja_Lerma

Itziar, mi hermana mayor, lleva ya diez años como monja de clausura Clarisa en el Monasterio de Lerma, Burgos.

Y la verdad es que para mi siempre ha sido espectacular la felicidad que ella irradia. Tengo una frase, que seguro que no es mía, que dice que Itziar es más feliz que muchos de los que leéis estas líneas. Probablemente primero habría que definir qué es felicidad y en esos líos no me voy a meter. No sabría decir qué tiene mi hermana que no tengan los demás pero si sé que siempre tiene una sonrisa y un expresar su fe hacia los demás de una manera que resulta por un lado incomprensible pero por otro lado creíble.

Yo pensaba que Itziar podría haber sido religiosa “de campo”. Estuvo en su momento en Perú y ayudaba en ONG´s pero no que se fuera a meter Clarisa como hizo. Probablemente al principio se haría raro pero desde luego hoy me es fácil hablar de ella, me encanta mi hermana.

El propósito de este pequeño post es una vez más meterme con los periodistas. Qué manía Iñaki… Y es que el pasado fin de semana me topé con un artículo de Las Clarisas de Lerma en el País Semanal y otro en el “Yo Donna” de El Mundo. La verdad es que no me topé sino que mis padres me lo dijeron y el domingo cuando fuimos a su casa nos lo enseñaron.

Y especialmente el de El País es bochornoso porque a pesar de tener datos que son correctos tiene un tono que pone todo en duda amparándose en gente anónima: “…(como todas las fuentes de este reportaje que intentan escapar del “poder en toda su desnudez del cardenal Rouco”” ¿El que se excusa se acusa? El periodismo se basa en cuidar sus fuentes pero si en un artículo no hay casi nadie con nombre y los que hay son anónimos…

Y es que si supiera algo sobre la actitud de estos “periodistas” no lo diría pero si no lo supiera o me lo imaginara tampoco escribiría estas líneas.

¿Quién se cree qué? “Entramos en el convento del que todos hablan y muy pocos conocen.” ¿Qué entendemos por entrar? Entrar en la capilla a hurtadillas para hacer unas fotos? ¿Mentir para intentar entrar en los locutorios? Ahí lo dejo, que ya vale de usar un poder de una manera equivocada y amarillista, qué fácil es.

Ah, y la foto es un trozo de la reja de Lerma, donde no han entrado los periodistas Jesús Rodríguez, ni Alfredo Cáliz (apellido acorde al artículo :)), ni seguro que entrarán.

4 comentarios en “Las Clarisas de Lerma, de nuevo de periodistas

  1. Creo que hay mil historias que contar, mil versiones, puntos de vista mucho más apasionantes sobre esta historia, y el artículo es bastante mediocre.
    Yo también lo lei y no me pareció muy bueno, la verdad… pero todavía no entiendo muy bien qué te ha molestado de todo lo que dice, que se meta con Rouco? dice algo de las monjas que no te guste??? independientemente de como haya conseguido la información que cuenta (que es importante, lo se), no veo tampoco la ofensa en todo esto…
    pero vamos… pa molestar…
    besos!

  2. Yo también leí el artículo de El País, y como también tengo la suerte de conocer a alguna de las Clarisas del convento de Lerma y de haber estado allí, me gustaría decir – por lo menos con parcial conocimiento de causa- que el artículo no reflejaba en ningún aspecto lo que yo he visto y sentido en Lerma en compañía de las Clarisas.

    Casi en lo único en lo que estoy de acuerdo con los periodistas de El País es en que lo que ahí sucede es milagroso y no puedo menos que recomendaros que lo experimentéis directamente vosotros mismos. Leeré con atención el artículo de Yo Dona e intentaré hacerlo sin prejuicios.

    En cualquier caso, no deja de entristecerme esta tendencia de los medios de comunicación a simplificar y despojar de matices las situaciones que relatan, a reducir a anécdotas en algunos casos intrascendentes y en otros interesadas la complejidad de la realidad que quieren transmitirnos. Como lectora de periódicos no quiero que me adoctrinen sino que me aporten datos para la reflexión. Quizá las Clarisas de Lerma sean un fenómeno de difícil explicación en un mundo como el que estamos viviendo, pero yo desde luego me siento afortunada sabiendo que existen.

  3. zorionak (felicidades) natalia, gracias por aportar tu testimonio. Hay mucho sabio y entendido y hacen de periodistas algunos y no se enteran y no ven y no palpan el AMOR. Soy padre de cinco hijos, tres chicos y dos chicas, tengo un hermano misionero (africa), hermana carmelita y otros hermanos comprometidos por Amor. De mis hijos, las chicas se han dado a Cristo en el Mundo Amando su celda que es la calle, no visten habito ni se distingen de sus amigas por nada exterior. Todo es cuestion del AMOR. Os deseo que encuentren los que no entienden estas cosas de Dios, EL AMOR, no los amorios, y sean sencillos, pidan luz y lo entenderan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s