Mi sitio de trabajo

Recibí por Isabel el otro día un vídeo que os pongo…

Y tenía que hacer unas fotos de la oficina con lo que ¿por qué no hablar sobre mi sitio de trabajo?

En las épocas de la oficina de Jorge Juan un gran despacho era el que ocupaba gran parte de la oficina. Era mi despacho y lo único que le faltaba para ser perfecto era tener unas vistas espectaculares, el típico edificio del Barrio de Salamanca lo evitaba.Por entonces yo pensaba que era la mejor solución posible y no me importaba estar separado de otra gente y que mi sitio de trabajo pareciera una Notaria cara, aunque sólo fuera por el número de metros cuadrados.

Vino una súper oferta, vendimos la oficina y nos fuimos al lado de lo que por entonces era la casa de mis padres. La zona no tenía nada que ver y la oficina era una casa nueva pero al final un bajo que fue vivienda y que hicimos lo más diáfano que se pudo. La consecuencia inmediata era que eramos muchos juntos y que despachos uno, una sala de reuniones no muy grande. Estábamos todos sentados en una mesa corrida que “recorría” la pared… El tiempo que pasamos allí fue genial, hasta que se nos hizo muy pequeño, pena fue que la piscina que tenía no la usamos casi. 🙂

Y cuando llegamos a donde hoy estamos teníamos muchos metros. Quizá por inercia me puse un despacho. Las vistas del despacho espectaculares pero poco a poco me di cuenta que no era mi sitio y que había que estar todos juntos, toda la tropa junta que es donde hoy estamos.

Mi mesa

Hoy tenemos tres salas grandes en la oficina y al final usamos dos (técnico y comercial en el más grande y comercial en el segundo) habiendo dejado el maravilloso despacho para recibir a las visitas. En unos meses cuando sigamos fichando gente lo ocuparemos con más trabajadores que tendrán la maravillosa vista a la Plaza de las Salesas que os pongo. Mi sitio está en la sala más grande, en la que hoy estamos ocho personas, entre comercial y técnico, al lado de un programador y en frente de un comercial, para empaparme de todo.

Al final ha sido una pequeña evolución que algunos no entienden pero que me ha ido dando las experiencias necesarias que me han hecho entender estos puntos:

1.- Si quieres enterarte de tu negocio, apoyar y ser equipo estate en medio del “fregao”.

2.- “El ojo del amo engorda el caballo” (La frase no es mía, claro)

3.- Estar todos juntos ayuda a fomentar la democracia y las ideas en común. Por supuesto que también hay que limitar el tono de voz pero si todo fluye funciona.

4.- Pocas cosas necesitan ser tratadas de una manera privada. Hacer equipo también significa ser claro y poder ser uno más en las bromas y en lo que no es tan broma.

5.- Se ahorran muchos metros cuadrados ¡Claro!

¿Tú que opinas? ¿Prefieres una Notaría?

Un comentario en “Mi sitio de trabajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s