Feeds:
Entradas
Comentarios

¿qué herramienta ha evolucionado menos desde que conocemos Internet? Para mi claramente el mail, perdemos muchísimo tiempo cada día… ¿O tu no lo pierdes?

Y por eso, y porque me organizo relativamente bien con gmail, preparé hace mucho una presentación mala sobre trucos varios de cómo gestionar mejor el correo electrónico. La presentación la usaba para compartirla con el equipo de coches y para que fuéramos todos más eficientes. Time is money.

Hoy la comparto, sin más intención que echarte una mano si usas Gmail, Chrome, etc. Seguro que hay muchas cosas que se pueden complementar ¿me sugieres más trucos?

Ajedrez

El gran Joaquín Mencía señaló que sería interesante que algunos inversores señaláramos nuestros grandes errores. Y como llevo ya cuatro años al frente de Vitamina K y creo en la trasparencia aquí estoy, sin rodeos, mis cuatro grandes errores:

  1. Anti-portfolio: Pude invertir en Kantox, en Wallapop, en Job and Talent, en La Nevera Roja… ¡dios mío! Pero lo peor no fue eso, fue que a los chicos de La Nevera Roja no los traté todo lo bien que los tenía que haber tratado. Desde aquí Iñigo y José, de nuevo, mil perdones.
  2. Hacerme el listo: No. Los inversores no sabemos qué va a pasar cuando invertimos en una compañía. Cuando vemos un business plan o métricas no sabemos por donde van a ir los tiros, entre otras cosas porque con el dinero de la ronda todo cambia. Y lo he hecho.
  3. Apoyar a compañías que ya no iban bien: Cuando te dedicas a Venture Capital tienes que maximizar la inversión en compañías que van bien y no ayudar a mantener compañías que están sufriendo. Es duro pero es así. Y también cometí ese error en estos cuatro años.
  4. No ver a todo el mundo: Hay que estar en el mercado y hay que ver a todo el mundo. Porque no tienes ni idea y no es lo mismo que te manden un mail que ver a todos los emprendedores. Y he dejado de ver gente que tendría que haber visto.

Creo que estos son mis cuatro grandes errores.  Y no por eso creo que hemos dejado de hacer muchas cosas bien, especialmente conectar gente entre nuestras participadas. Como diría mi queridísima Carina “Through connecting generosity you can create magic”

Y lo vamos a seguir haciendo.

“Iñaki, un hombre pegado al teléfono”

Hago muchas cosas mal pero esa no. Y es que cuando los que trabajan conmigo me dicen que hablo mucho es por algo. Los negocios se hacen por teléfono, en un café, en una comida o en una reunión. Pero nunca por mail. Y con insistencia inhumana.

Y es que cada vez veo más empresas que creen que se puede vender por mail, que el dinero llueve con solo montar una empresa online. En coches siempre he insistido en que hay que llamar, nada de mails. Y que los clientes se pelean hasta la muerte, que una negociación empieza cuando te han dicho que no, no por algún motivo. En la calle.

Y se hace dando mucha caña, como este vídeo. Gracias Gonzalo por enseñármelo.

Let´s talk about something important.

The leads are weak, fucking leads are weak. You are weak.

Because only one thing counts in this life. Get them to sign on the line which is dotted.

Always be closing + attention, interest, decision and action

You wanna work here? Close…

Glengarry Glen Ross, Escena de Ventas (subtitulada) from Chris on Vimeo.

10 años

Entrada cochescom

La semana pasada quedé a comer con una persona que me decía que en algún momento tendría sentido montar su empresa. Hoy tiene 32 años.

Y hablamos un rato de si sabía que eso era un sacrificio de mucho tiempo, que lo normal era que no saliera, que lo normal era pasarlo mal y que si le saliera al menos sería con 42 años, que tenía que llover mucho. Que su vida no sería fácil.

Y recordé este post tan obvio que escribí un día. Y hay que recordarlo porque la gente se olvida.

Y también recordé lo duro que ha sido esto para mi.

Y lo feliz que he sido.

No puedo estar más en desacuerdo de este tuit del gran Steve Blank

¿No celebras que constituyes tu empresa con tus nuevos socios?

¿No celebras que contratas a cracks?

¿No celebras tus primeros clientes y tus primeros ingresos?

¿No celebras que llegas a determinado tráfico en tu site?

Yo celebro todo. Porque la vida es disfrutar y celebrar cada pequeño paso. Y una ronda de financiación es un paso clave, porque si no ocurre quizá estemos muertos y celebraremos un funeral.

¿No falta un poco de alegría?

Aunque sea con un post súper rápido comparto la presentación que he hecho en Seedrocket hoy. En ella trato de contar de una manera espero que descriptiva verdades y mentiras de la financiación de startups.

Espero que sea de utilidad

Corbatas

Me lo preguntan muchas veces. Que si se puede elegir, que si hay mucho o poco dinero, que qué es lo importante, si hay cosas que se deben aceptar de un inversor y si hay otras cosas que no… En definitiva si se debe elegir un inversor u otro y por supuesto en qué basarse.

Y por eso el post de hoy. Porque se puede, se debe.

El mundo “estartapil” ha cambiado mucho. Hace unos años no había casi dinero y los inversores, si los encontrabas, se contaban con los dedos de una mano. Y como no, ante la ausencia o escasez de estos pues eso: las normas antes las ponían ellos y eran eso, lentejas.

Pero esto ha cambiado mucho. Ahora hay más dinero que grandes proyectos invertibles, tanto que son los inversores los que ahora compiten por los mejores proyectos.  Y algunos de ellos se miran de reojo, porque no se han dado cuenta que no toca comprar sino venderse. Que es momento de salir a vender el por qué ellos si y no los otros.

¿Y por qué yo? ¿Por qué yo “parte interesada”? Como emprendedor he fundado coches y como inversor lidero un fondo de capital riesgo de empresas de Internet que se llama Vitamina K. Y quizá por eso puedo defender cuál es mi decálogo de lo que pediría a mi inversor ideal si me pusiera a la ardua tarea de levantar dinero. Si necesitara dinero que por supuesto si puedes no cogerlo y no te da valor, es mejor que no lo hagas.

Huelga decir que este post no va de “hablar mal de” ni “habla de”. Es mi listado de lo que yo buscaría en un fondo de capital riesgo, nada más y quizá nada menos, allá va:

  1. Decisiones. Siempre dispuesto a ayudarte, en todo momento, alineación extrema. Te va a apoyar en las decisiones claves de la empresa incluso cuando esté en contra, incluso cuando te haya explicado por qué no comparte tu opinión. Pero ha invertido en ti y la empresa es tuya y por eso te apoya siempre. Y por eso no va a tener vetos y no los va a ejercer si por algún motivo los tuviera.
  2. Día a día. No hay nada como que hable tu idioma y que sepa de tus problemas. Los fondos “financieros” saben de números y de números necesitas mucho pero tus problemas son otros. Son quizá los que te puede resolver otro tipo de fondo. Si tu inversor ha estado en tu lugar, levantando una startup, podrá ayudarte mejor que si no lo ha hecho. Obvio.
  3. Talento. Te ayuda a atraer talento. Una de los mayores problemas que te encuentras es que el talento es difícil de atraer y si los inversores pueden echarte una mano con su network mejor. Toda ayuda es poca.
  4. Un paño de lágrimas. Pues si, el inversor también puede ayudarte con la presión, le puedes contar tus problemas y te puede ayudar simplemente estando. No es un inversor frío, financiero y calculador. Si tienes alguien en quien apoyarte quizá sea naïf pero se agradece. Mucho.
  5. Conexiones. Como tu inversor es uno más en tu negocio estará todo el rato pensando en ti y te presentará clientes, accionistas, periodistas, te contactará con sus participadas porque entre vosotras os podéis ayudar…. En fin, que abrirá su agenda para ti de manera proactiva. Por tu negocio, por su participación en la empresa de los dos.
  6. Otros inversores. Es un apartado “de conexiones” pero lo separo por relevante. Si tu empresa necesita co-inversores en la ronda actual o contactos con otros fondos tanto españoles como extranjeros para siguientes rondas. ¿por qué no ayudarte de los contactos de tus inversores? ¿por qué no deberían ayudarte?
  7. Deuda. Un inversor que piensa por la empresa te ayuda a entender que la deuda en su justa medida no tiene por qué ser mala. Y te ayuda a conseguir distintos créditos, tanto de entidades públicas como privadas, si esto es del bien común de la empresa.
  8. Nada a cambio. Nada. Hay inversores que te piden “algo” a cambio de alguno de los puntos anteriores. Y eso es inadmisible. Si te ayudo con lo que sea, por ejemplo a conseguir dinero público, no te pido nada a cambio. El buen inversor hace todo esto por el bien de la sociedad.
  9. Claridad, explicar… Para el emprendedor el mundo de las rondas es muy difícil y el inversor puede, y debe, explicar por qué se piden unas cosas y por qué otras. No hay nada como que te cuenten las cosas y decidas sobre ellas después de esa explicación.
  10. Dinero. Si. Aposta lo pongo el último de los puntos. Debe tener dinero suficiente para poder acompañarte en más de una ronda. Con lo que pregúntale si puede poner dinero en las siguientes rondas y entérate si lo está haciendo en sus inversiones, si acude a rondas o si dice que lo hace pero luego no es así.

Al final es un tema de actitud. Este decálogo se podría resumir en que el inversor quiera pensar en tu empresa como si fuera tu co-fundador y que quiera hacer una tarta más grande, no su trozo del pastel más grande.

¿Y cómo saber si tu inversor cumple este decálogo? Parece obvio que el inversor puede hacer due diligence sobre el emprendedor pero ¿se puede al revés? ¿puede el emprendedor hacer due diligence del inversor? Para mi puede y debe. ¿Y cómo? Aunque solo sea llamando a cada una de las participadas de este, a las vendidas, a las “muertas” y a las recién invertidas… ¿Por qué no?

Los inversores tenemos que acostumbrarnos a que esto ha cambiado. Que ya no vale con tener dinero. Y además si ayudamos sin más, hacemos un un ecosistema mejor y de paso un mundo mejor.

Entrepreneurs choose VC´s, VC´s no more choose entrepreneurs. It´s about being offensive, not defensive.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 225 seguidores